Subscribe:

Frase del Día

"Es verdad que algunos anuncian a Cristo por envidia y rivalidad, pero otros lo hacen con buena intención. Algunos anuncian a Cristo por amor, sabiendo que Dios me ha puesto aquí para defender el evangelio;... Pero ¿qué importa? De cualquier manera, con sinceridad o sin ella, anuncian a Cristo; y esto me causa alegría". La Biblia

Los orígenes del rock & roll

En los años cincuenta, dos corrientes musicales dominaban casi por completo la producción de las pequeñas compañías independientes que abastecían a un mercado popular: el estilo vaquero cultivado por los blancos de los estados sureños, el country and western, y el rhythm & blues, la música popular de los negros emigrados del campo a la ciudad. Después de la Segunda Guerra Mundial, el rhythm & blues, con su expresión directa y su crudo lenguaje, una instrumentación a elevado volumen y un ritmo que obligaba a una danza desinhibida y llena de fuerza, comenzó a interesar a ciertos sectores de la juventud blanca. En este sentido, cabe citar a pioneros como Joe Turner, Billy Ward, líder del grupo The Dominoes, Ruth Brown o Hank Ballard. Paralelamente, intérpretes de country and western, con Hank Williams a la cabeza, se decantaron en esta época por un tipo de blues rítmico que, de hecho, constituye la esencia del rock & roll.
Sería la fusión de estos dos estilos, el rhythm & blues, y el country, encarnada en un momento dado por Elvis Presley, la que daría origen al rock & roll en una fecha que puede situarse a mediados de los cincuenta.

En los comienzos del nuevo estilo hay que mencionar a Bill Halley (1925-1981), un intérprete que inició su carrera en el country and western. Pese a sus rudimentarios modos musicales, Halley supo sacar partido de la sonoridad de la guitarra eléctrica para grabar, en 1952, junto con su grupo, los Comets, la canción "Rock the Joint". En 1955, uno de sus temas, "Rock Around the Clock", que formaba parte de la banda sonora de un filme, se convertía en el disco más vendido del momento. Eran los comienzos del rock & roll. Pronto aparecieron piezas de un estilo similar, algunos de cuyos intérpretes, tanto blancos (Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Buddy Holly, Ritchie Valens, Eddie Cochran, los Everly Brothers) como negros (Chuck Berry, Little Richard, Fats Domino), coparon los primeros puestos en las listas de éxito de Estados Unidos. El nuevo estilo atrajo rápidamente a un amplio público, más allá de cualquier frontera racial.


En el Reino Unido, los años setenta heredaron de la década anterior una importante innovación en el terreno de la grabación de discos: la creciente importancia de la figura del productor. El precedente más conocido del nuevo productor, encargado no sólo de que la calidad del sonido de un disco fuese óptima, sino de dar forma al concepto del álbum, es George Martin, personaje fundamental en la carrera de los Beatles.
Los avances tecnológicos, tanto en el estudio como en los instrumentos, hacen posible que los jóvenes músicos de rock experimenten con elementos de la música clásica, del jazz o del country. Grupos como Emerson, Lake and Palmer Yes o Génesis empiezan a utilizar sintetizadores y teclados electrónicos que les permiten emular efectos comparables a los que se obtienen con una orquesta sinfónica, elevando el rock a la categoría de música seria y aplicando a sus composiciones un virtuosismo y unas referencias intelectuales y culturales que llegan a rayar en lo anacrónico.

Es el rock sinfónico o rock progresivo al que se adhiere, aunque con ciertas diferenciaciones, un grupo clave de la psicodelia, Pink Floyd, cuyos conocimientos de composición y de electrónica permiten una experimentación constante. Algo parecido ocurre con King Crimson que, gracias al dominio técnico de su guitarrista Robert Fripp, empieza a utilizar en su música elementos vanguardistas y, sobre todo, innovaciones tonales herederas de la música clásica contemporánea de Schönberg y Stockhausen. Este contacto con los autores clásicos de vanguardia ocurre también en Alemania. Las referencias a la música culta y la utilización de instrumentos electrónicos son las bases de un movimiento musical completamente independiente y con sus propias características llamado rock alemán y representado por grupos como Tangerine Dream, Can o Kraftwerk, precursores de la música tecno que se consolidará como una de las tendencias fundamentales de la música en la década de los ochenta.
En Estados Unidos, el rock se ha establecido ya como una industria que genera millones en beneficios. Por una parte, la música se endurece y se hace más descarada con los grupos de hard rock o heavy metal, mientras los cantautores rock como Bruce Springsteen alcanzan una gran popularidad. Paralelamente, grupos como The Eagles desarrollan un tipo de country rock cuyo éxito da pie a un subgénero de gran potencial comercial denominado rock suave, en el que la melodía y la letra son elementos vitales (Fletwood Mac).
Aunque el rock progresivo no llega a cuajar en Estados Unidos, sí existen grupos como la Velvet Underground que pretenden aunar música y arte en una única experiencia. Velvet Underground, de la que saldrá uno de las figuras del rock más avanzado de esa época, Lou Reed, crea The Exploding Plastic Inevitable, una obra multimedia que combina música, cine, luces y danza, creada bajo la dirección de Andy Warhol.
Frank Zappa con su grupo The Mothers of Invention fue otro de los artistas que introdujo la experimentación constante a las fórmulas del rock.
En el Reino Unido, se experimentaba con instrumentos clásicos de cuerdas como lo hacía Electric Light Orchestra, cuyo líder Jeff Lynn, admirador profundo del trabajo de los Beatles especialmente "The White Album" y el "Sargent Pepper´s Lonely Hearts Club Band", con melodías que invadían tanto el terreno progresivo como el pop mismo, logrando con sus discos " ELO2" , "El Dorado", " Face the Music" y "A New World Record", entrar en los primeros lugares con canciones como "Telephone Line" y "Livin´ Thing", tanto en America como el Reino Unido.
O Queen que experimentaba con coros operísticos y propuestas progresivas y sinfónicas en sus primeros álbumes.



El surgimiento del rock

En el comienzo de los años sesenta, el rock & roll había pasado de moda generacional a próspero negocio; había dejado de ser patrimonio de los jóvenes rebeldes para convertirse en un producto comercial mimado por una industria que vivía momentos de esplendor. En la mencionada década, un género muy relacionado con el rock & roll, pero al mismo tiempo distinto, iba a alcanzar enorme difusión en el panorama musical.
El rock, cuya definición expresiva cristalizó en California, con los Byrds, y en el área de San Francisco, con grupos como los Big Brothers and the Holding Company -cuya vocalista femenina fue Janis Joplin-, acaparó el interés de la juventud blanca de clase media del mundo anglófono; contrariamente a lo que había ocurrido con el rock & roll, el estilo no encontró buena acogida entre el público negro ni entre los blancos de áreas rurales de Estados Unidos.
Desde el punto de vista musical, puede decirse que el rock reafirma y potencia el elemento eléctrico. La tecnología electrónica se convierte en un aliado indispensable para el virtuosismo de los intérpretes. El contenido temático de las piezas de rock abarca un campo enormemente amplio, que oscila entre lo personal y lo político, pero recurre invariablemente a un tono poético que podría calificarse de oscuro. Los seguidores del rock manifestaban su oposición a las concepciones tradicionales sobre cuestiones como el sexo, el consumo de drogas o la política, pero este aparente trasfondo de oposición al sistema no impidió la enorme popularización del estilo a través de dos medios de difusión: las grabaciones y el cine. Por otra parte, la industria del rock convirtió en verdaderos acontecimientos de masas los conciertos en directo y los grandes festivales al aire libre.
El nuevo género se extendería a ambos lados del Atlántico, convirtiéndose en una música con marcado carácter angloamericano, de la que fueron notables representantes los Rolling Stones, Eric Clapton y los Who en Gran Bretaña y los Doors, Jimi Hendrix, Grateful Dead o Janis Joplin en los Estados Unidos. Y, por supuesto, los Beatles, quienes incorporaron algunos de sus componentes básicos en grabaciones como Revolver (1966) o Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967).

Muy pronto, algunas características básicas del rock fueron "contaminando" otros géneros, dando origen al surgimiento de estilos mixtos. En los setenta, el término aludía ya a un amplio conjunto de estilos englobados bajo la denominación genérica de "música popular". En esta especie de cajón de sastre tenían cabida las canciones de raíz afroamericana -promocionadas, en buena medida, gracias a la actividad de la compañía Tamla Motown de Detroit-, los temas de cantautores como Carole King, James Taylor, Cat Stevens o Elton John, y las piezas de artistas como Billy Joel o Barry Manilow, por mencionar sólo algunos nombres.
En la etapa final de la década de los setenta, nuevos lenguajes como el new wave o el punk encontraron sus referencias básicas en los orígenes del rock, recurriendo a un estilo más directo y esencial y algo más alejado de las sofisticaciones tecnológicas y de las mezclas electrónicas.

Navegando por la red
TodoGospel

0 comentarios:

+Sobresaliente

Sublime Gracia (Amazing Grace)

Su Historia Interpretado en los últimos 40 años por más de 1800 artistas de renombre entre los que se encuentran Diana Ross, Elvis Pre...